Limpieza de la casa para principiantes en 11 pasos

Todos odiamos limpiar, pero todos amamos una casa limpia. Entonces ¿Cuál es la forma más eficiente de mantener la limpieza de tu casa?

La mayoría de los principiantes no están seguros de si primero deben desempolvar o aspirar. Se preguntan si deberían limpiar la cocina antes del baño o viceversa.

Con esta guía paso a paso, basada en años de experiencia, podrás aprovechar al máximo tu tiempo y limpiar tu casa rápidamente:

1. Limpia toda la casa, no una habitación a la vez:

La limpieza es mucho más eficiente si eliges una tarea (quitar el polvo, pasar la aspiradora, trapear) y hacer la misma tarea en todas las habitaciones de la casa, en lugar de limpiar la cocina, los baños y luego las habitaciones. Hacerlo de esa manera evitas que te sientas como si estuvieras en un ciclo de limpieza interminable, comenzando la misma tarea una y otra vez.

2. Reúne todas tus herramientas de limpieza en un carrito

Ya sea que se trate de un carrito, un balde o una bolsa, tener todo lo que necesitas para limpiar en un lugar portátil hace que sea mucho más fácil hacer el trabajo. No perderás tiempo buscando herramientas mientras limpias, y no tendrás que preocuparte por reunirlas antes de tu próxima tarea.

3. Quita el desorden

Antes de comenzar a limpiar, ve de habitación en habitación y recoge el desorden. A medida que recoges cada artículo (revistas, periódicos, libros, zapatos, ropa), decide si debes guardarlo, tirarlo o donarlo.

4. Polvo y aspiradora

Antes de comenzar a quitar el polvo, asegúrate de que los ventiladores de techo estén apagados. Concentra el polvo de la parte superior de los muebles y la parte inferior de los estantes, en los pasamanos, los marcos, y las pantallas de televisión. Para áreas difíciles de alcanzar, como persianas y estantes superiores, ata un paño de microfibra al extremo de un trapeador o una escoba. Cambia las sábanas de las habitaciones antes de pasar la aspiradora.

5. Limpia los espejos y vidrios.

Usa un paño de microfibra húmedo, seguido de un paño seco para limpiar todos los espejos y superficies de vidrio.

6. Desinfectar encimeras y superficies

Limpia las superficies duras, desde encimeras, electrodomésticos y gabinetes hasta perillas de las puertas, interruptores de luz, controles remotos de TV y teléfonos. Debes desinfectar algunas de esas superficies, particularmente las que pueden transmitir gérmenes a los dedos y la cara de las personas. Prepara una solución de desinfectante no tóxica mezclando un cuarto a media taza de vinagre blanco o de manzana con una taza de agua.

7. Concéntrate en bañeras, lavabos e inodoros.

Rocía limpiador en el fregadero de la cocina y luego en los lavabos, bañeras e inodoros. Déjalo reposar durante unos minutos para que el limpiador tenga tiempo de disolver la suciedad y las manchas. Luego regresa a la cocina y comienza a tallar. No olvides limpiar el interior del microondas. Los baños límpialos al final.

8. Barre, luego trapea

Barre los pisos de la cocina y el baño. Comienza a trapear desde el rincón más alejado de la habitación y ve hacia la puerta (es decir, no te atrapes en un rincón). Enjuaga el trapeador cada vez que completes un área de dos metros cuadrados.

9. No olvides lavar tus utensilios de limpieza de forma frecuente

Una parte de la limpieza de la casa que a menudo se pasa por alto es mantener las herramientas de limpieza. Usar un trapo sucio o una aspiradora con una bolsa llena es mucho menos efectivo, y terminarás pasando más tiempo tratando de limpiar.

10. Hacer de la limpieza una actividad grupal

Hacer de la limpieza un esfuerzo de equipo es una de las mejores maneras de limpiar una casa rápidamente. Programa un tiempo por adelantado con tu familia y asigna tareas a cada persona. Trabajar juntos puede agregar algo de diversión a la limpieza, y tu casa brillará en poco tiempo.