Hogar

Esto es lo que debes comprar del super desde casa

La mayoría ya nos hemos habituado a la nueva normalidad y hacer el super en linea se ha vuelto algo más cotidiano. Pero, ¿te has preguntado si en verdad estás haciendo compras inteligentes? Aquí te sugerimos qué cosas deberás comprar para que tus compras sean más útiles.

Compras que deberías hacer cuando pides el super en línea

Sólo el alimento necesario por semana

El abasto de alimentos no se verá afectado. A pesar de las medidas de prevención que el gobierno ha implementado, los supermercados continúan en funcionamiento. Teniendo esto en cuenta, lo mejor es comprar únicamente lo que necesites por semana. 

Realizar las compras de manera responsable evita el desabasto y el pánico. Además, previenes que la comida se eche a perder o desperdicie y no impactas negativamente tus finanzas haciendo gastos fuertes que no tenías contemplados. 

Recuerda que los enlatados y congelados tienen un tiempo de vida mayor y suelen estar divididos individualmente, lo que te permite congelar porciones y evitar que se eche a perder.

Productos de limpieza 

Sí, es cierto que el cloro usado en el hogar ayuda a eliminar el coronavirus de las superficies, sin embargo no es necesario que compres grandes cantidades. Asegúrate de incluir productos suficientes para limpiar tu casa por lo menos una vez al día y considera que también es necesario limpiar objetos y superficies que quizá no considerabas antes. Si no cuentas con esponjas, trapos, escobas o herramientas para limpiar todo lo necesario, inclúyelos en tu lista. 

Entretenimiento y ejercicio

Teniendo en cuenta que seguiremos algunos meses más en casa, incluye algunos artículos para hacer que los días en casa sean más dinámico. Juegos de mesa, quizá pelotas si cuentas con espacio suficiente, libros o artículos para hacer ejercicio. 

Estos artículos serán funcionales para toda la familia y te permitirán mantenerte activo en casa.

No caigas en las compras de pánico

Comprar en exceso ciertos productos con la finalidad de almacenarlos, provoca que las personas que realmente lo necesitan, no puedan adquirirlo. Prueba planificando un menú semanal para saber qué productos debes comprar y en qué cantidades.

Si haces esto sin duda verás un ahorro significativo, además de que no afectarás a otras personas.