cloro para lavar
Hogar

Dónde sí y dónde no usar cloro al lavar

El cloro tiene básicamente dos funciones: blanquear y desinfectar. Aunque años de uso demuestran que su poder para quitar manchas es lo máximo, es importante tener algunas consideraciones al usar este producto con nuestras cargas de ropa en la lavadora.

El cloro es un producto altamente corrosivo incluso con las fibras de la tela, por lo que se debe usar con suma precaución.

Aquí te dejamos los tips para usar esta lejía de forma segura y sin dañar tu ropa.

Te puede interesar: tips para elegir los blancos de tu hogar

Cómo usar cloro para el lavado de la ropa

Si quieres poner lejía a la lavadora, siempre hazlo de forma diluida para no dañar fuertemente los tejidos. Por lo general las lavadoras traen un compartimento en el que se puede colocar lejía, si la colocas en él, no hace falta diluirla. Si lavas a mano, entonces haz caso de la primera recomenda

  • El hipoclorito es tan fuerte que si la aplicas de forma concentrada, podría agujerear tu ropa.
  • Nunca mezcles cloro con vinagre o amoniaco.
  • Si tu ropa se salpica con lejía lo único que puedes hacer es lavarla de forma inmediata con agua, aunque esto no garantiza que no queden manchas blancas. Así que cuando manipules este líquido, procura usar ropa que no te importe mucho si se llega a manchar.
  • Lee las instrucciones del envase para utilizar la proporción correcta; no creas que por echar más la ropa quedará más blanca
  • Cubre tus manos con guantes, de ser posible.

El cloro deja cierto olor en la ropa que no a muchos les es agradable, pero para combatir este problema basta con agregar suavizante a tu ropa al momento en enjuagar. Cada vez hay una mayor oferta de suavizantes de telas amigables con el medio ambiente. Eso sí, aclaramos que ambos productos no deben usarse a la vez, sino en cargas de agua diferentes.

¿Algún otro tip que te gustaría agregar al momento de lavar con lejía?